jueves, 28 de mayo de 2009

UN PASEO POR LA FERIA DEL LIBRO DE SEVILLA

La semana pasada se celebró la Feria del Libro de Sevilla, hermoso encuentro primaveral con la ciudad y con la cultura. Grato placer ese de comprar libros que hacía tiempo deseabas (La tregua y una antología poética de Mario Benedetti -qué mejor homenaje al escritor fallecido que leer su obra-; Su nombre era el de todas las mujeres, de Luis Alberto de Cuenca, El mundo, de Juan José Millás), conocer las novedades y tomar contacto con editoriales que ni siquiera conocías, encontrarte con Antonio Rodríguez Almodóvar, Luis García Montero o con mi amiga Nerea Riesco, joven narradora sevillana, autora de éxitos como Ars magica o El país de las mariposas. En esta ocasión firmaba un precioso libro de ajedrez para niños: El secreto del desván. ¿Quién dice que en nuestro país no se lee? A pesar de la crisis, las casetas estaban a rebosar y abundaban las parejas cargadas de bolsas con libros para ellos y para sus hijos. Esperemos que esta costumbre, esta fiesta de la literatura no se pierda nunca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada